Paul McCartney, Rolling Stones, Rod Stewart, Little Mix, Coldplay, Eric Clapton, Dua Lipa y Ed Sheeran son algunos de los nombres más destacados de la lista de más de 1.500 músicos que han firmado un manifiesto para pedir a las autoridades de Gran Bretaña que intervenga y salve su industria

Paul McCartney, Rolling Stones, Rod Stewart, Little Mix, Coldplay, Eric Clapton, Dua Lipa y Ed Sheeran son algunos de los nombres más destacados de la lista de más de 1.500 músicos que han firmado un manifiesto para pedir a las autoridades de Gran Bretaña que intervenga y salve su industria de la música en vivo de la devastadora crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Esta pléyade de estrellas del rock y el pop británico ha publicado una carta abierta que sostiene que la prohibición de grandes concentraciones de gente en respuesta al virus podría suponer el final de este sector.
«Sin un final del distanciamiento social a la vista y sin que se haya acordado el apoyo financiero del gobierno, el futuro de los conciertos y festivales y de cientos de miles de personas que trabajan en ellos parece sombrío», señala el texto.

Además de ser una escala esencial en todas las giras importantes, Gran Bretaña tiene en los certámenes de verano un importantísimo generador de empleo e ingresos, y todos han sido cancelados este año o se han transformado en eventos «online» por la crisis sanitaria.

El gobierno británico ha asegurado que ya está «respaldando» a millones de trabajadores despedidos en el sector de la cultura, y que está estudiando nuevas formas de apoyo para sostener la industria de la música en directo. Los artistas piden un calendario «claro» sobre la reapertura de los conciertos, así como un apoyo financiero o la eliminación del IVA en la venta de las entradas.