Este jueves, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) realizó un operativo de control junto a personal de la Intendencia de Policía de Chimborazo y el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Riobamba en 16 locales de la terminal terrestre de la ciudad, para verificar las condiciones de almacenamiento y etiquetado de productos procesados, y garantizar que sean aptos para el consumo humano.

El equipo técnico de Arcsa verificó las condiciones de almacenamiento de productos como snacks, yogures, gelatinas, bebidas, entre otros, así como su etiquetado: código de lote, Notificación Sanitaria, fecha de elaboración y caducidad, parámetros que garantizan su inocuidad para el consumo.

Por su parte, funcionarios del Municipio de Riobamba tomaron muestras de alimentos preparados, para identificar el cumplimiento de parámetros higiénico-sanitarios.

Como resultado del operativo, la Intendencia de Policía realizó el decomiso de 21 alimentos procesados sin Notificación Sanitaria, los cuales serán destruidos para evitar su comercialización y consumo. 

Esta actividad se ejecuta en todas las provincias que conforman la Zona 3 (Cotopaxi, Tungurahua, Pastaza y Chimborazo) para garantizar a la población que los alimentos procesados consumidos antes y durante su viaje sean seguros. 

Jorge Guevara, Coordinador Zonal 3 de Arcsa, comentó que “este tipo de control interinstitucional es fundamental ya que nos permite guiar a los expendedores en cuanto a la normativa sanitaria y evitar la venta de productos que puedan causar algún tipo de afectación a los consumidores”.

Arcsa invita a la población a realizar sus denuncias ciudadanas o alertar sobre cualquier tipo de irregularidades en el consumo de productos procesados, a través de la aplicación Arcsa Móvil, disponible para todo tipo de teléfono celular inteligente.